Search

Llega el Apóstol del Señor a Ciudad Victoria: la Iglesia, ¡Firmes y Adelante!

84

VICTORIA, Tamps. Marzo 16, 2019. (Berea Internacional).– Cuando el Señor Jesucristo llegó a Capernaum, la gente le preguntó “¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?

Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado. (Juan 6:28-29)

Hoy, Dios ha dado testimonio de esta obra perfecta, la cual el Varón de Dios y Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, vio en los corazones de los hermanos de la Iglesia del Señor, reunidos en la casa de oración de la colonia Simón Torres de la Garza, de esta ciudad.

Ello, produjo una inmensa alegría en ambas partes: Apóstol e Iglesia. Ante lo cual, el Enviado De Dios, recordó: “Tamaulipas es un Estado antiguo; Tamaulipas creyó desde un principio al Apóstol Aarón Joaquín. El 6 de abril de 1926, cuando Dios le habló a nuestro hermano Aarón, haciéndole una promesa muy hermosa: tu nombre será Aarón y lo haré notorio por todo el mundo y serás de bendición.”

Conforme al pensamiento humano, expresó: “¿Quién pudiera creer que aquel hombre sencillo, que aquel hombre humilde, que en su economía era pobre también, viviendo en un barrio muy humilde, muy pobre, allá Dios le iba a hablar, dándole una promesa que iba a ser para bendición?”

Durante el inicio de la Iglesia, sólo el ángel de Dios estaba con el Apóstol Aarón, pero la Iglesia fue prosperando conforme a la promesa del Creador.

La Iglesia se había asentado, era ahora un pueblo diferente, con una doctrina única, con una forma de hablar única, una hermosa evidencia de la sana doctrina revelada por Dios a su Ungido.

Luego, en 1964 el Apóstol Aarón fue llamado al descanso de los justos y Dios hizo otra promesa al Apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín Flores, el ángel del Apocalipsis 10:2 “Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra;” promesa de expansión a otros continentes.

Pero no todos aceptaron la voluntad de Dios, “para muchos, un joven que no iba a poder con la responsabilidad, con la carga que el Apóstol Aarón había dejado”, porque juzgaban al hombre, juzgaban a la persona.

La Iglesia se siguió multiplicando, no solo en el país de México, sino en 50 naciones alrededor del mundo.

El 8 diciembre de 2014, Dios llamó a su Apóstol al descanso e hizo una promesa al Apóstol del Evangelio Eterno, Naasón Joaquín García: “Si hoy ves grande este pueblo yo lo voy a multiplicar aún más.”

El pueblo de Dios, la Iglesia del Dios Vivo, en esta ciudad, se ha sumado al trabajo apostólico, sabiendo que: “esta bella historia no se ha acabado, todavía se sigue escribiendo…la victoria la tenemos asegurada.”

“Iglesia de ciudad Victoria: Firmes y Adelante”

Fuente: Berea Internacional.




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *