La colonia Bethel recibió la bendición de Dios en esta mañana.

249 views Leave a comment
49669458_1421144138015592_1102735670746546176_n

GUADALALAJARA, Jal. México., a 08 de enero de 2019 (Berea Internacional).-

La Iglesia del Dios Vivo, Columna y Baluarte de la Verdad: La Luz del Mundo en la colonia Bethel de esta ciudad, se unió a la oración de acción de gracias y adoración a Dios que elevó el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García en las primeras horas de esta mañana.

En la alegría espiritual y material de todos los hermanos que acudieron a dar gracias a Dios por todas sus bondades y misericordias que, día a día les concede, aún más se vio retribuida por la presencia del Ungido de Dios en el templo subsede, el cual fue distinguido por la obra y el amor que el Apóstol de Jesucristo tiene para con todos sus hijos en este lugar.

Al término de su oración, el Siervo de Dios dirigió un consejo al grupo de ministros que le acompañaron en su oración y les habló sobre la importancia de que en cada colonia donde se encuentra la Iglesia del Señor, se hable de los principios y valores que distinguen a los hijos de Dios. Mencionó que se deben tratar temas que, han sido obras que distinguen a la Iglesia por todo el mundo, porque se realizan conforme la voluntad de Dios; como el tema de la ofrenda, el diezmo, de las obras que agradan al Señor y de aquéllas que no le agradan. Enseñar a los niños y adolescentes de la Iglesia a servir a Dios, a sentirse orgullosos de haber nacido en el pueblo del Señor y formar parte de la simiente santa de Dios; enseñarles a ser agradecidos con todo lo que Él les da por su misericordia; y resaltó que, quienes realmente disfrutan de este mundo, son los hijos de Dios, porque reconocen la obra perfecta del Señor y saben distinguir lo que le agrada a Él y lo que le desagrada.

El Apóstol del Señor subrayó que, cuando un niño o un adolescente no es instruido en comprensión y razonamiento de las cosas de Dios, entonces su proceder en la Iglesia se convierte en tradición; ya que a través del entendimiento y conocimiento se genera la fe que es dada por Dios y que nace de escuchar su santa palabra. Dijo que el mundo ha confundido el tener la fe de Dios y el fanatismo, pareciera que fueran lo mismo pero no lo son; el fanático procede sin saber lo que hace y porqué lo hace; mas el hombre que tiene la fe de Dios, sabe y conoce lo que está haciendo.

Dijo que en la Iglesia de Dios, se prepara a los jóvenes para saber qué es la vida en Él, también se les habla de la muerte, de la persecución; todo esto, a través de un conocimiento basado en la sana doctrina del Señor. Cada joven sabe distinguir qué quiere Dios en ellos y cómo quiere que le sirvan, por eso existe el celo de Dios en sus corazones, no los celos del mundo; ya que esto es carnal, sino el celo que es nacido de la fe.

El Varón de Dios expresó que es bonito cuando el ministro repasa la enseñanza y la doctrina, porque todo esto necesita de consagración y preparación delante de Dios. Comentó que en agosto, durante la celebración de la Santa Cena, algunos se acercan para tratar de aprender los temas que se hablan en la Iglesia del Señor y quieren llevar esas explicaciones a sus congregaciones que no son de Dios; pero les hace falta la dirección de la Elección, de que sean instruidos por un hombre elegido de Dios. Les aconsejó que, ellos que tienen el entendimiento de Dios y la instrucción de la verdadera doctrina revelada por el Señor en su elegido, que repasen todos los días la enseñanza.

El Apóstol de Jesucristo habló de la conducta del ministro que tiene a cargo una Iglesia, que debe ser ejemplo para que todo lo que se realice funcione conforme a la voluntad de Dios y al orden establecido por Él. Se debe transmitir esta enseñanza, hablar sobre los principios y valores a los niños y jóvenes de la Iglesia y ponerlos en práctica; y recalcó que estos principios y valores, inician en los hogares cristianos. Dijo que los niños aprenden más de lo que ven hacer a los adultos, más de lo que les escuchan decir, por lo que se debe ser ejemplo para ellos. Externó que desea que este mensaje llegue a todas las Iglesias de la Zona Metropolitana y a la Iglesia Universal esparcida por el mundo.

Ya para despedirse, el Siervo de Dios, expresó que la enseñanza, en el pueblo del Señor, nunca se va a terminar; por lo que debe ser recordada día a día para la gloria de Dios e instrucción de su pueblo; y resaltó: “No son los libros los que dirigen; sino el espíritu de Dios”.

Fuente: Berea Internacional.

Author Bio

Ivan Hernández

No Description or Default Description Here

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>