El Apóstol de Jesucristo ordena como misioneros en Amozoc.

910 views Leave a comment
njg_el-apostol-de-jesucristo-ordena-como-misioneros-a-718-jovenes-y-319-matrimonios-en-el-ecosantuario-de-amozoc_nov_13_2016

El Apóstol de Jesucristo ordena como misioneros a 718 jóvenes y 319 matrimonios en el Ecosantuario de Amozoc

El domingo 13 de noviembre, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, ordenó al primer batallón masivo de matrimonios, y el tercero de jóvenes misioneros, para salir a la Obra espiritual con destino en la República Mexicana. La sede de esta designación ministerial fue el Ecosantuario de Amozoc, Puebla.

A las iglesias de las colonias Revolución Mexicana y Clavijero –en la ciudad de Puebla–, y al Ecosantuario, respectivamente, se dieron cita los 718 misioneros –jóvenes y señoritas mayores de 18 años– y los 319 matrimonios que, procedentes de los 31 estados de la República Mexicana, acudieron a la convocatoria apostólica de incorporarse a los batallones espirituales. Previamente, participaron en los cursos de formación de obreros impartidos por pastores y profesionistas durante cuatro días (del 10 al 14 de noviembre).

El domingo 13 de noviembre, ambos grupos asistieron a la Escuela Dominical, que tuvo lugar en la planta baja del Ecosantuario y que fue presidida por el hermano P.D. Antonio Adán. En su exposición compartió importantes testimonios sobre la vida a la que se adaptará el obrero a partir de que es dado de alta en los batallones espirituales.

A las 11:25 de la mañana, el Apóstol de Jesucristo, acompañado de su esposa, la hermana Alma Zamora, y del Consejo de Obispos, ingresó a un recinto pletórico de jóvenes, quienes los esperaban con antelación. Las expresiones de júbilo y algarabía espiritual de los nóveles misioneros no se hicieron esperar: el Padre en la fe, Apóstol y Maestro se encontraba entre ellos. Estaban seguros de que, en breve, les comunicaría diversos dones espirituales, herramientas indispensables en el quehacer del misionero.

Los aspirantes a la Obra reciben un ascenso espiritual: son ordenados por el Apóstol de Jesucristo como sus colaboradores

Luego del cálido recibimiento de su batallón espiritual, el Apóstol de Jesucristo saludó con la paz del Señor a los jóvenes y matrimonios aspirantes a la obra (estos últimos siguieron en vivo el mensaje apostólico a través de la señal de video, desde las aulas de capacitación misionera). Posteriormente, el insigne Apóstol del Señor inició su emotivo mensaje: “Estamos aquí reunidos porque hoy habrá un ascenso espiritual para todos y cada uno de ustedes. Esto no es para que sintamos una vanagloria, pues no saldremos a los campos de batalla a buscar bienes, lujos, privilegios o cosas materiales.

“Lo anterior nos trae una grande responsabilidad… El nombramiento de soldado raso es el último lugar dentro del rango militar, pero también es el momento donde hay un mayor deseo de servir en la milicia. Hoy te voy a nombrar compañero mío, colaborador mío, en el Evangelio de Cristo. Tal y como el Apóstol Pablo saludaba a Priscila y Aquila –a quienes llamaba ‘mis colaboradores en Cristo Jesús’ (Romanos 16:3)–, así también yo te voy a reconocer este día”.

Inflamados de valor y con el deseo ardiente de servir a Dios, los jóvenes escuchaban atentos el consejo apostólico, entretanto, en sus mejillas humedecidas no dejaron de rodar lágrimas de alegría, júbilo y de asentimiento: sabían que en breve se les consignaría a los campos de batalla y quién los estaba enviando.
El Apóstol de Jesucristo, en un ambiente donde se respiraba emoción, valor y gallardía, dijo a los jóvenes misioneros que los enviaría a diferentes destinos en nuestro país, donde aún no está asentada la Iglesia ni hay almas convertidas a Cristo: serán enviados a trabajar en los campos estériles, donde prepararán la tierra, la abonarán y sembrarán la semilla del Evangelio en los corazones.

Posteriormente, y la regarán con agua, que es la Palabra de Dios, en espera de cosechar frutos. Semejante a la voz del General del ejército que da la orden de salida, al unísono se oyó un grito de aceptación que resonó más allá de los linderos del Ecosantuario.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.

Author Bio

Ivan Hernández

No Description or Default Description Here

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>